Alberto Ubeda

Valdavia es un proyecto familiar que tiene como objetivo reivindicar Cuñas, a través de sus vinos, como uno de los terroirs con más historia, calidad y prestigio del Ribeiro.

Mi padre, Antonio García Carrasco, fundó Valdavia en abril de 2004. Mi hermana María y yo, le acompañamos en este viaje.

Mi padre, Antonio García Carrasco, que durante toda su vida compaginó su trabajo en el juzgado con su amor por las viñas, aprendió de mi abuelo los principios básicos de la biódinámica, entendida como la interacción del cultivo y el vino con los astros, y el respeto por la sostenibilidad del medio. Con estos principios fundó Valdavia, en abril de 2004. Mi hermana María y yo, le acompañamos en este viaje.

María, licenciada en derecho y abogada, además de asesorar a la sociedad, utiliza su talento creativo para el diseño de la imagen corporativa, uno de los elementos diferenciadores de la empresa.

Yo soy Alberto, Ingeniero Industrial, que abandoné mi profesión en 2009 para dedicarme de lleno a la gestión de la bodega. Apoyado en un equipo técnico excepcional formado por César Alonso y Eliseo Méndez, persigo la excelencia de cada uno de nuestros vinos Cuñas Davia y los doy a conocer a través de una cada vez más amplia red comercial que ya traspasa nuestras fronteras.